Your address will show here +12 34 56 78
Localización

Parque Nacional Revillagigedo, en el Océano Pacífico Mexicano.

Descripción

En septiembre de 2015, Beta Diversidad A.C., creó la Coalición en Defensa de los Mares de México (CODEMAR)con el objetivo de extender sus alcances operativos y enfocar gran parte de sus esfuerzos en la conservación de los ecosistemas marinos de nuestro país, que actualmente padecen un deterioro considerable debido, principalmente, a tres factores:

 

  1. Sobreexplotación pesquera
  2. Contaminación
  3. Cambio climático

 

Así, después de meses de esfuerzos contínuos y en colaboración con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Sermarnat), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp)y Pew Charitable Trusts(con sede en Washington), la CODEMAR participó activamente en la creación del Parque Nacional Revillagigedo, declarado en noviembre de 2017.

 

Dicha área se ha convertido en un hecho sin precedentes, ya que se trata del Área Marina Protegida, libre de pesca, más grande Norteamérica, con 14.8 millones de hectáreas.

 

Gracias a estas medidas encabezadas por la CODEMAR, México se ha convertido en líder en conservación marina a nivel mundial, y se suma a naciones latinoamericanas como Chile y Brasil.

 

Además, el Parque Nacional Revillagigedo contribuye con la seguridad alimentaria de nuestro país, protege una biodiversidad sin comparación y sienta las bases de una nueva forma de hacer conservación marina en el continente, ya que nuestro país cada vez está más cerca de cumplir con sus compromisos internacionales que establecen la protección de 30% de la zona marítima para 2030.

Contexto

Decretar el Parque Nacional Revillagigedo era una obligación para México, debido, esencialmente a la escala de la actividad pesquera que afecta gravente a los mares nacionales (y del mundo entero). Es decir, con un esfuerzo pesquero excesivo en el que cada vez más embarcaciones, con tecnologías cada vez más poderosas, persiguen, capturan y matan a un mayor número de organismos marinos en todos los ecosistemas, profundidades y niveles tróficos.

 

También, con el uso de artes de pesca con formidables capacidades de depredación, como es el caso de las grandes redes de arrastre de los fondos marinos; palangres (líneas) kilométricos con miles de anzuelos; enormes dispositivos de agregación de peces (objetos flotantes que los congregan); y redes gigantescas de cerco, enmalle y deriva (muros flotantes de la muerte), entre otras.

 

A ello se suma la pesca ilegal, no reportada y no regulada, que alcanza en el mundo a más de la quinta parte de los peces capturados, y que en México supera 40% del total, en la que incurren muchos de los cerca de 3 000 barcos de pesca industrial (sardineros, camaroneros, palangreros, atuneros), y gran parte de las más de 100 000 pangas de pesca ribereña, muchas de ellas sin registro.

 

La incapacidad de instituciones de gobierno supuestamente a cargo de la regulación, ordenación y conservación de pesquerías (CONAPESCA) sigue siendo manifiesta.

 

Para más información: www.endefensadelosmares.org